Buscar este blog

Cargando...

viernes, 22 de julio de 2011

Chamico (Datura Inoxia)

El Chamico pertenece a la familia de las Solanáceas (Solanaceae). Pertenece al mismo género que el estramonio (Datura) del cual ya mencionamos en dicha monografía que el género contiene alrededor de 14 especies de las cuales 11 son nativas de México. En general todas las especies del género Datura son sedantes, broncodilatadoras, antiespasmódicas, dilatan las pupilas y sobre todo, son muy tóxicas pero utilizándolas en forma de Microdosis aprovechamos todas las magníficas propiedades medicinales evitando todos los efectos tóxicos.

La palabra toloache como se le conocen a todas las especies mexicanas del género Datura, deriva del náhuatl “toloatzin” que significaría el señor que hace cabecear.

Es sencillo distinguirla del Estramonio dado que el Chamico tiene sus flores  completamente blancas con 10 separaciones que se aprecian en la corola además de que son más grandes en el Chamico.

El género Datura ha sido utilizado ancestralmente como medicina y para rituales por diversos grupos indígenas de México como los nahuas (tlapatl), los mayas (mehen-Tohk’u), los coras (Cheerixa’a), huicholes (Kieri), tarahumaras (De kúba), etc.

Comparte aplicaciones médicas con la belladona (Atropa belladona) al contener también atropina aunque en menor cantidad que la especie europea; la atropina y la escopolamina son las principales sustancias del Chamico. Al igual que el estramonio (D. Estramonium) existen numerosos reportes de intoxicaciones, incluso mortales, por el consumo, ya sea ingerido, fumado o aplicaciones locales de esta planta tanto en forma accidental como voluntaria tanto en animales como en humanos.

Es muy utilizada por brujos para enloquecer a la persona amada, que como ya dijimos, puede provocar graves riesgos a la salud al tomarse en bebidas, al fumarse para el asma, al aplicarse como cataplasmas o al hacer vaporizaciones para ayudar a reducir las molestias de los hemorroides. Los indígenas delegan estas tareas únicamente a personas que tienen muchos años de experiencia con la planta.

La escopolamina, una de las sustancias que contiene el Chamico, se utiliza frecuentemente para fines criminales dado que produce somnolencia y un borrado de memoria temporal; se administra a las víctimas tanto en bebidas, alimentos como en cigarrillos adulterados, así que cuidado. Bastan unos minutos para que la escopolamina produzca un estado de vulnerabilidad en las personas, se dirige principalmente a mujeres jóvenes en fiestas nocturnas. A esto se refieren los brujos con “dar toloache”.

Igual que con el floripondio y el estramonio, insisto para los jóvenes que quieren probar los efectos narcóticos de estas plantas, únicamente producen malos viajes y un riesgo alto de la muerte o de la pérdida permanente de conocimiento.

Las fotos y el video de esta monografía corresponden a las semillas (ya convertidas en hermosas plantas) que amablemente me dieron Yanira y Julio en el curso que dimos en Campeche en pasado febrero y que crecieron de manera inmediata aquí en Veracruz.

Puedes descargar el archivo con toda la información en el siguiente link: Monografía Chamico